CARACTERES DIFERENCIADORES:
La intervención de un funcionario público, el cumplimiento de las solemnidades previstas en la Ley y la autenticidad emergente son las causas diferenciadoras entre el instrumento público y el instrumento privado que carece de las tres características enunciadas.

Principales diferencias:

Las diferencias esenciales y consensuales entre instrumento público e instrumento privado son:

1. El instrumento público se otorga ante funcionario o empleado público
El instrumento privado se otorga únicamente entre las partes.

2. El instrumento público es siempre solemne
El privado, a más de ser escrito y de requerir firma, no tiene otra solemnidad
Por excepción, en los documentos cambiarios se exige el cumplimiento de determinados requisitos.

3. El instrumento público conlleva la autenticidad: tiene un autor cierto, facultado por la ley, que está revestido de credibilidad. Si es notario, además tiene fe pública.
El instrumento tiene autenticidad, pero es tan inestables que con la impugnación desaparece. No hace fe por sí mismo, es necesario que su autor lo reconozca o que el juez mande a tenerlo por reconocido. Por excepción, impugnada en juicio una letra de cambio o un pagaré a la orden por vida de falsedad, corresponderá la prueba a quien hubiere alegado.

4. El instrumento público prueba erga omnes (contra todos) sobre el hecho de haberse otorgado y sobre su fecha.
El instrumento privado, frente a terceros, no tiene fecha cierta sino desde cuando se ha producido un hecho inobjetable; como es:
- Desde el fallecimiento de alguno de los contratantes,
- Desde el día en que ha sido copiado en un registro público,
- Desde el día en que conste haberse presentado en juicio,
- Desde el día en que haya tomado razón de él o lo haya inventariado un empleado competente, con el carácter de tal. (Art. 1747 C.C.)
Entre las partes, una vez admitido o reconocido el instrumento, se tiene como fecha la que éste expresa.